Muros tradicionales

Los muros de carga, de contención o de delimitación de fincas realizados con materiales locales y la protección del entorno

Los muros de mampostería son los que están formados por piezas de piedra más o menos irregulares.

Según estén constituidos y por las características de los mampuestos, estos muros se clasifican en:

  1. Mampostería en seco, si no hay mortero que trabe las piezas.
  2. Mampostería ordinaria. Piezas irregulares trabadas generalmente con mortero de cal, aunque también se puede hacer con cemento.
  3. Mampostería careada, cuando la cara de cada mampuesto que delimita el plano del muro está tallada para ser plana.
  4. Mampostería concertada, si además del plano del muro se tallan los encuentros entre mampuestos para hacer la junta regular.

Muros tradicionales. Mampostería, tapial y adobe

Imagen 1. Diferentes tipos de mampostería en una casa rural en Formentera

Cuando no hay canteras o no es fácil encontrar piedra en las inmediaciones, los muros se realizan con piezas de adobe o con tapial.

El adobe es una mezcla de barro y paja en forma de paralelepípedo, algo mayor que un ladrillo convencional, secado al sol y colocado en hiladas, trabado con la misma mezcla con la que se ha formado la pieza y que debe ser protegido del agua, tanto en su asiento sobre el terreno como en su superficie, mediante capas de cal o mortero de cal.

Muros tradicionales. Mampostería, tapial y adobe

Imagen 2. Construcciones de adobe. Una indebida “protección” del zócalo con cemento y ladrillo está causando la ruina del muro

El tapial, algo más evolucionado que el adobe, pero igualmente de barro y paja, se realiza colocando dos tablones paralelos, a modo de encofrado, y echando entre ellos mezcla de barro y paja y apelmazándolo por tongadas. Una vez seco se retiran lo tanlones que han hecho de encofrado, y se protege con cal. En este caso también el agua es muy dañina y por eso ambos tipos de muro suelen tener un arranque de mampostería o ladrillo, para preservarlos del agua de capilaridad o salpiqueo.

Muros tradicionales. Mampostería, tapial y adobe

Imagen 3. Tapial y ladrillo en Alcalá de Henares

Es muy frecuente ver en los diferentes paisajes, muros de delimitación de tipo tradicional. Aprovechan la piedra o el barro de la zona y dan homogeneidad al paisaje. La presencia de estos muros caracteriza el entorno, generalmente rural, y forma parte del mismo. La mampostería o los materiales de tierra se utilizan en las diferentes construcciones, y otorgan una continuidad visual, además de que suelen armonizar en color y textura con el suelo circundante.

Los muros tradicionales pueden ser muros de carga, tanto en las construcciones principales como en construcciones auxiliares, tales como pozos o cobertizos, muros de contención, y muros de delimitación de fincas o caminos, con lo que su presencia es más que notable en algunas comarcas.

Un error frecuente es sustituirlos o modificarlos con elementos extraños y ajenos al paisaje, tales como bloques de hormigón, fábricas de ladrillo, chapas u otros materiales. No debemos permitir que, en nuestras intervenciones empleemos materiales no adecuados, por mucho que a veces la economía, la rapidez o la urgencia, nos empuje a ello. También algunas reparaciones perjudican más que arreglan, ya que en ellas se aplican revestimientos de cemento, incompatibles con el barro, que lo ahogan al impedir la transpiración, y terminan desprendiéndose.

Muros tradicionales. Mampostería, tapial y adobe

Imagen 4. Muro de adobe coronado de forma inapropiada con unas hiladas de bloque de hormigón en Aragón

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano