Refuerzo de forjados de madera (III). Sustitución vs Refuerzo

Refuerzo sustitución vigueta forjado de madera

Sustitución de una vigueta de madera por un perfil metálico. Caso práctico

En un edificio de viviendas de principios del siglo XX, formado por muros de carga de fábrica de ladrillo y forjados de madera es fácil encontrar pudrición en las escuadrías, especialmente junto a las zonas húmedas, cocinas y baños. Las esporádicas fugas de agua y la dificultad, debido a los revestimientos cerámicos habituales, a que el agua se evapore con cierta rapidez, provocan la pudrición del material.

Cuando la pudrición afecta de manera que la sección de la vigueta queda muy reducida – en algunos casos incluso la madera está pulverizada- es necesario sustituir la pieza completa. En el caso que exponemos, la pudrición afectaba a 4 viguetas, justo bajo la zona que había sido cocina antes de la última reforma del edificio.

Como regla general, hay que evaluar muy bien el estado de las viguetas. Suelen ser de calibre muy grande y estar colocadas muy próximas, por lo que si no salvan demasiada luz, están sobredimensionadas, de forma que, aunque pierdan sección, basta con sanearlas, eliminar la causa de la humedad y retacar el hueco.

En este caso el daño se descubrió al hacer una reforma en el piso inferior. Al demoler el falso techo se pudo ver el estado de las viguetas, que aparecían muy dañadas. Sobre las ellas apoyaba longitudinalmente otro tabique, el cual había comenzado a desprenderse del suelo tras el rodapié, pero los muebles adosados al tabique impedían ver esta separación. El tabique longitudinal se había acodalado entre los muros transversales y no descendió ni se fisuró salvo lo mencionado. Al abrir completamente el forjado se pudo comprobar que varias viguetas estaban podridas en toda su longitud y que la pudrición afectaba a casi toda su sección.

Refuerzo sustitución vigueta forjado de madera

Imagen 1. Tabique que apoyaba sobre la vigueta podrida apeado en el resto del forjado sano.

Se procedió a apear el tabique sobre unos tablones transversales e ir sustituyendo una a una las viguetas de madera de la zona por perfiles metálicos, ya que después se colgaría un falso techo y se consideró más eficiente colocar acero.

Refuerzo sustitución vigueta forjado de madera

Imagen 2. Apertura de hueco de trabajo con apeo de tabique. Puede apreciarse la pérdida de material y el aspecto acorchado de la vigueta.

La pudrición es muy fácilmente detectable a la vista y al tacto, ya que la madera está disgregada o ha adquirido un aspecto acorchado, y el sonido al golpearla es sordo, en contra del golpe más sonoro de la madera sana.

La sustitución, una vez apeado el tabique, se realiza eliminando las viguetas de madera una a una y de manera alterna, y asegurando el apoyo correcto del perfil metálico sobre el durmiente o el muro de carga a través de una dado de mortero o de una placa de anclaje atornillada, cuidando bien de calcular tanto el perfil como los anclajes.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano