Fisuras en muros de fábrica. Asientos en cimentación.

Fisuras por asiento en muros de carga

Fisuras en muros de carga causadas por asientos en la cimentación

Siguiendo con el asunto de las patologías estructurales en muros de fábrica, que siempre se revelan en fisuras, como explicábamos en el artículo Fisuras por pandeo, en este artículo hablaremos de las fisuras ocasionadas por los asientos de cimentación en estos muros.

Cimentación del muro: Tensión admisible

Que una cimentación sea firme depende básicamente de que la tensión que transmita al terreno sea tan suficientemente baja como para que el suelo pueda soportar la carga y, además, lo haga con deformaciones suficientemente pequeñas. De ahí surge el concepto de tensión admisible frente al de carga de hundimiento, siendo esta última la máxima que soporta el terreno antes de colapsar y la primera la tensión para la cual sus deformaciones son suficientemente bajas.

Si en una estructura de muros todos ellos tienen una cimentación acorde a su carga, todos asentarán de igual manera, porque el terreno bajo ellos estará trabajando a igual tensión y, por tanto, con la misma deformación. De este modo, por así decir, todo el edificio baja a la vez como un sólido rígido sin más problema.

Fisuras por asiento en muros de carga

Sección de la cimentación

Si sucediera que, por un error de diseño o de construcción, una línea de carga se dimensionase en cimentación con menor sección que la debida a la tensión admisible, dicha línea tendería a asentarse más en el terreno que las concomitantes. Por tanto, la línea sobre esa cimentación quedaría más baja que las adyacentes, haciendo que los muros -o tabiques- dispuestos en la dirección transversal tengan que distorsionarse un cierto ángulo, mediante el corrimiento relativo de una línea vertical respecto de la opuesta del mismo paño. Asimismo, las líneas horizontales no tienen más remedio que inclinarse.

Fisuras por asiento en muros de carga

Lo mismo sucedería si, habiendo dimensionado correctamente la cimentación, bajo una línea de carga el terreno se lava de finos -perdiendo compacidad- o pierde su capacidad resistente por lavado masivo que retirase el terreno, o se ablanda o retrae por cambios considerables de humedad. La cuestión es que, por exceso de tensión sobre el terreno, sea por cimentación escasa como por pérdida de capacidad del terreno, esa línea descenderá más que las adyacentes. Es lo que se conoce como asiento diferencial: un apoyo desciende más que otro adyacente. Si este asiento es pequeño, no suele suceder gran cosa, pero si toma cierta entidad, fisura o agrieta los muros. Además, la grieta aparece a 45º indicando su dirección perpendicular aquella en que se produce el asiento.

Fisuras por asiento en muros de carga

Rotura del muro a 45º

¿Por qué se rompe el muro y, además, a 45º? Es sencillo. Cualquier deformación de un material lleva asociada una tensión. Pues bien, el efecto de desplazar en su propia directriz una línea de un plano respecto de las adyacentes produce la distorsión angular antes mencionada. Esa deformación produce en la fábrica tensiones tangenciales según las líneas horizontales y verticales. Ese estado, girado 45º, equivale a tracciones en una dirección -la que une el punto más alto del paño con el más bajo- y compresiones en la perpendicular. Como la fábrica soporta muy poca tracción, si la distorsión es grande, las tensiones lo serán también, produciendo irremediablemente la tracción que fisure el muro.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano