Arquitectura Modernista en Cartagena

Arquitectura Modernista en Cartagena

El centro histórico de la ciudad, de gran unicidad volumétrica y formal se mueve entre el academicismo de inspiración francesa y el modernismo. Como ejemplo, el reformado y adaptado Palacio de Pascual de Riquelme, que analizábamos en nuestra entrada “Museo del Teatro Romano de Cartagena: una gran puesta en escena”.

A finales del siglo XIX y principios del XX en toda Europa progresa una arquitectura de inspiración francesa y además despunta el modernismo. Cartagena vive momentos de auge económico por la actividad minera centrada en los municipios de Cartagena- La Unión y en ambas ciudades triunfará el tinte modernista a la hora de plantear las nuevas construcciones.

Arquitectura Modernista en Cartagena

La morfología de los edificios, en manzanas cerradas, responde a una tipología de planta baja comercial, plantas de piso con amplios balcones y miradores de madera y cornisas sobresalientes, con muchos elementos de forja. Los recursos decorativos están inspirados en la arquitectura romántica, el academicismo, el eclecticismo y el modernismo. También destaca la variedad de colores pastel, desde rosas hasta verdes o azules.

Arquitectura Modernista en Cartagena

Los principales arquitectos de este período de la arquitecura cartagenera son Carlos Mancha, Tomás Rico y Víctor Beltrí, este último el mayor exponente del modernismo de la ciudad.

Muchas veces en un mismo edificio conviven todos estos recursos decorativos, como es el caso del Palacio Consistorial, obra de Tomás Rico. El exterior responde a una tipología de edificio de corte clásico, con grandes cornisas, columnas, frontones y balaustres. No puede considerarse estrictamente un edificio modernista, y sin embargo, sobre todo en el interior, las formas curvas y naturales inveden el espacio.

Arquitectura Modernista en Cartagena

El Gran Hotel, también obra de Rico y terminada por Víctor Beltrí, es menos academicista. El volumen general está organizado en bandas horizontales y verticales ceñidas por pilastras y cornisas, y el cuerpo curvo que remata el ángulo agudo de la esquina está cubierto por una cúpula de zinc y un pináculo. Sin embargo las decoraciones de escayola y las balaustradas presentan formas más orgánicas.

Arquitectura Modernista en Cartagena

En las plantas superiores las barandillas de forja desarrollan formas casi vegetales. También manifiesta en las marquesinas hacia la calle una inspiración modernista, imitando alas de libélula con los nervios de acero y el vidrio.

Arquitectura Modernista en Cartagena

La casa Cervantes, de Víctor Beltrí destaca por los excelentes trabajos de forja y por la cuidada composición de ventanales y miradores, sin olvidar las rejas de la planta baja y la magnífica puerta de madera con iconografía tallada. Sin embargo, el lenguaje geométrico y la composición general están muy vinculados a la arquitectura de corte más academicista.

Probablemente el colofón del modernismo lo podemos encontrar en la Casa Maestre, de Victor Beltrí. La planeidad de la fachada se ve rota por los huecos curvos, y la cornisa ha abandonado la rigidez de las cornisas de moldura y contramoldura recta para dibujar unas formas curvas que abrazan las ventanas de las buhardillas. Sin duda de inspiración gaudiana, es un edificio que se aligera de abajo hacia arriba en una brillantísima composición.

Arquitectura Modernista en Cartagena

Pero no hay que olvidar toda la arquitectura menor, que no desmerece en absoluto de los grandes intervenciones. En cada manzana, el modernismo impregna de alguna manera, y en convivencia con expresiones mucho más rígidas de una arquitectura conservadora, cualquier detalle escultórico, barandilla o coronación. Incluso en la tipografía de las fechas de terminación de las obras, con caracteres curvos y naturalistas.

Arquitectura Modernista en Cartagena

La evolución de la ciudad ha dejado algunas de estas joyas atrapadas dentro de intervenciones de ampliación. La nueva arquitectura ha rodeado a la pequeña joya modernista de cristales y planos lisos. Como veíamos en el artículo Intervenciones para ampliación de edificios en altura, éstas no siempre son satisfactorias.

Arquitectura Modernista en Cartagena

Primero con tímidas elevaciones de altura en una o dos plantas y con un tibio respeto a lo existente y más tarde con volúmenes que triplican el original.

La evolución de la ciudad ha dejado algunas de estas joyas atrapadas dentro de intervenciones de ampliación. La nueva arquitectura ha rodeado a la pequeña joya modernista de critales y planos lisos. Primero con tímidas elevaciones de altura en una o dos plantas y con un tímido respeto a lo existente y más tarde con volúmenes que triplican el original. No sabemos si apreciar la amable conservación del primigenio o criticar la invasión de su espacio circundante, pero es muy amable reconocer lo antiguo dentro de lo nuevo.

No sabemos si apreciar la amable conservación del primigenio o criticar la invasión de su espacio circundante, pero es muy amable reconocer lo antiguo dentro de lo nuevo.

La evolución de la ciudad ha dejado algunas de estas joyas atrapadas dentro de intervenciones de ampliación. La nueva arquitectura ha rodeado a la pequeña joya modernista de critales y planos lisos. Primero con tímidas elevaciones de altura en una o dos plantas y con un tímido respeto a lo existente y más tarde con volúmenes que triplican el original. No sabemos si apreciar la amable conservación del primigenio o criticar la invasión de su espacio circundante, pero es muy amable reconocer lo antiguo dentro de lo nuevo.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano