Sobrecarga en los forjados. Diagnóstico y comprobación

Sobrecarga en forjados. Diagnóstico y rehabilitación

Uno de los problemas más frecuentes en la rehabilitación de estructuras es el que se deriva de los efectos que causa la sobrecarga en forjados.

A la hora de realizar una reforma puntual en un edificio, casi nunca se procura limpiar la superficie del forjado y eliminar el solado. La carga que un acabado puede suponer es de entre 5 y 50 Kg/m2, dependiendo del material y la forma de colocación, y puede superar los 100 Kg/m2 si se incluye la capa de nivelación o el plastón.

Además, en cuanto a forjados de viguetas de madera o de acero, un acabado de tipo baldosa o terrazo absorbe los posibles movimientos o deformaciones diferenciales. Éstos pueden quebrar o hacer saltar las solerías, por lo que es costumbre mantenerlos.

Sobrecarga en forjados. Diagnóstico y rehabilitación
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por otro lado, un solado uniforme es una superficie lisa y homogénea sobre la que un nuevo acabado puede ahorrar el coste de la capa de nivelación.

Con estas premisas encontramos, en edificios que han sido remodelados varias veces, capas de acabados superpuestas. Algunas veces se han realizado levantados parciales y se ha rellenado y nivelado con mortero. Esto puede implicar una sobrecarga aún mayor que la del solado levantado.

Sobrecarga en forjados. Diagnóstico y rehabilitación

¿Cómo enfrentarnos a la rehabilitación de un forjado y saber si está sobrecargado?

Como se ha comentado, algunos solados de base proporcionan estabilidad a los nuevos, por lo que eliminarlos puede no ser lo mejor.

Sin embargo, antes de prescindir de acabados anteriores, o de decidir su conservación, es necesario evaluar la capacidad del forjado. Para ello podemos seguir las siguientes indicaciones básicas:

1.- Una inspección visual de las deformaciones. Es muy rápido evaluar la deformación de un forjado a simple vista, o calcular la flecha. Aunque el límite normativo es 1/300 de la luz, una limitación máxima aproximada admisible de la deformación, para rehabilitación, es:

– 1/200 de la luz en acero y hormigón

– 1/100 de la luz en madera

En el entorno de lo anterior estamos ante forjados muy deformados y lo más probable es que estén sobrecargados.

En los forjados de madera, las deformaciones pueden ser también por fluencia, y es facultad del técnico admitirlos con flechas importantes. Si se descargan recuperarán su forma, pero no del todo.

Sobrecarga en forjados. Diagnóstico y rehabilitación

2.- Realizar una evaluación del estado de conservación de la parte resistente del forjado. El estado de las viguetas, en cuanto a integridad, especialmente en las cabezas y en las zonas húmedas.

3.- Realizar la evaluación del entrevigado. Un entrevigado poco cohesionado puede ser un síntoma de deformaciones o patologías. Además, la eliminación de zonas supone una descarga del soporte.

4.- Una vez visto lo anterior realizar un peritaje y comprobar la capacidad del forjado con todas las cargas reales sobre el mismo.

Los resultados del peritaje nos darán la clave bien para mantener los acabados, bien para considerar su eliminación. Incluso podemos considerar la colocación de acabados ligeros, como madera, linóleo, corcho. Ésta elección puede evitar que sea necesario un eventual refuerzo.

sobrecarga-en-forjados-e-struc-ayuda-calculo-estructuras-online-0207

En un próximo artículo veremos las condiciones que debemos tener en cuenta a la hora de hacer el peritaje. También explicaremos cómo nos podemos ayudar para resolverlo con la aplicación e-struc.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano