Patologías asociadas a la prescripción del hormigón

Errores en la prescripción de hormigón

Errores y patologías asociadas a la prescripción del hormigón y la utilización de un hormigón inadecuado.

En este artículo vamos a revisar algunas de las consecuencias de errores en la prescripción de hormigones. Son incorrectos porque no están bien dosificados o no está preparados para el ambiente en el que se encuentran.

Como veíamos en el artículo Prescripción del hormigón, si, por ejemplo, escribimos HA-25/B/20/IIa, estamos definiendo un hormigón específico. Se trata de Hormigón para armar, de resistencia característica 25 N/mm2, consistencia blanda, tamaño de árido 20mm, para interiores de edificios sin condensaciones.

Un error en la definición del hormigón acarrea una debilidad de éste frente a alguna prestación requerida.

Resistencia característica del hormigón, consistencia y árido

La Norma EHE 08, marca una resistencia mínima de 25 N/mm2 para piezas estructurales, no sólo por resistencia, sino fundamentalmente por durabilidad. Hasta los años noventa del siglo XX era muy frecuente el hormigón 15 o 17,5. La resistencia se comprueba mediante probetas, que se extraen de cada amasada. Los ensayos a rotura han de verificar que la resistencia es la prescrita.

Errores en la prescripción de hormigón

Los problemas asociados a una consistencia demasiado seca suelen acarrear problemas de vibrado. Por esta razón, si el hormigón es demasiado seco es más probable la aparición de coqueras. En otro sentido, el hormigón demasiado fluido puede estratificarse o descomponerse en el vertido.

Errores en la prescripción de hormigón

Respecto al árido, el tamaño es importante si hay una gran densidad de armaduras, por la dificultad de rellenar los intersticios. En hormigones antiguos se aprecian tamaño y proporción excesivos.

Errores en la prescripción de hormigón

Corrosión de las armaduras

Entre las patologías asociadas a la prescripción del hormigón, la primera es la que involucra la corrosión de las armaduras. Para ello se define la clase general de exposición del hormigón relativas a la corrosión. La corrosión aumenta el volumen de la armadura, y, como consecuencia, se fisura el hormigón.

En la imagen, las fisuras comienzan a aparecer alrededor de la armadura.

Errores en la prescripción de hormigón

Evitar la corrosión implica un hormigón con poca permeabilidad al agua. Ésta se logra con una relación agua-cemento baja, un correcto compactado y una buena hidratación durante el curado.

La humedad en zonas costeras acrecienta la agresividad por la presencia de sal marina en el agua. Se trata de corrosión por cloruros, como se señala en la tabla 8.2.2. de la EHE-08. El hormigón en ambiente marino necesita una protección especial.

Errores en la prescripción de hormigón

Tanto en piezas sumergidas, como en zonas de salpicaduras, o cercanas. Es muy importante recordar que ambiente se considera agresivo hasta una distancia de 5 Km de la costa.

No siempre el agua salada está junto al mar. En esta piscina, situada en el interior, no se había previsto el uso de agua salada. El ataque de la sal ha corroído la armadura bajo el gresite.

Errores en la prescripción de hormigón

Otras patologías distintas a la corrosión

Las patologías asociadas a la prescripción del hormigón están relacionadas a las clases de exposición relativas a otros procesos distintos a la corrosión. Las asociadas al ataque químico se clasifican en función del tipo de proceso y su velocidad de ataque al hormigón. Están divididas en tres grados, como veíamos en la tabla 8.2.3.a de la EHE08.

Con frecuencia el ataque no está previsto, como en este caso, en el que el hormigón ha sido atacado por aguas residuales. En la imagen siguiente, el accidente de una rotura de tubería acarrea el daño por ataque químico.

Errores en la prescripción de hormigón

En relación con el hielo se producen dos situaciones. Una por el contacto con el agua de hielo o deshielo y otra la que se produce al usar sales fundentes. En la primera hay un deterioro de la superficie del hormigón, como se puede ver en la imagen.

Errores en la prescripción de hormigón

En la segunda, se produce un ataque al hormigón por los cloruros de las sales fundentes.

Errores en la prescripción de hormigón

Otra patología derivada de la presencia de sulfatos en el terreno. Hormigón SR o sulforresistente ha de prescribirse en caso de que el Informe geotécnico así lo indique. En las siguientes imágenes hormigón dañado por sulfatos.

Errores en la prescripción de hormigón

La carbonatación es otro proceso que afecta al hormigón. El dióxido de carbono del aire reacciona con el hidróxido de calcio del hormigón y produce carbonato cálcico. El ph básico del hormigón baja, y las armaduras quedan expuestas a la corrosión. Este fenómeno se da sobre todo en garajes en ambientes húmedos. Es debido a la alta concentración de CO2 por la combustión de motores. Que el hormigón no sea poroso es primordial para que la carbonatación no pase de ser una reacción superficial.

Errores en la prescripción de hormigón

Patologías asociadas a la prescripción del hormigón pueden evitarse y mitigarse con una buena prescripción. Aditivos, tipo de cemento y todas las condiciones ambientales han de ser considerados. Además, se habrán de tener en cuenta las condiciones de puesta en obra, que veremos más adelante.

Agradecemos la colaboración en este artículo del Arquitecto Juan Antonio Morales Jiménez, del IETcc.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano