Los tipos de juntas en el hormigón armado

Los tipos de juntas en el hormigón armado

Funciones y características de cada uno de los tipos de juntas en el hormigón armado.

En este artículo analizamos el principio que permite dar continuidad a las estructuras de hormigón armado en lo que se refiere al hormigonado, qué tipos de juntas hay y cómo han de realizarse.

Como veíamos en artículos anteriores, el hormigón armado es un material estructural heterogéneo. En esta combinación se utiliza la resistencia a compresión del hormigón y la de tracción del acero.

Las estructuras de hormigón armado se fabrican en obra, y es necesario dar continuidad tanto al acero como al hormigón. En cuanto al acero, veíamos las conexiones entre barras a través de los solapes. Para dar continuidad al hormigón la unión se realiza bien dentro de la pieza, bien conectándolas entre sí. También hay juntas que dan continuidad pero marcan una separación entre zonas o piezas.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

Podemos diferenciar, atendiendo a estas condiciones, tres tipos de juntas en el hormigón armado:

1.- Juntas de hormigonado

Son las que conectan dos fases en el vertido del hormigón. Se denominan también juntas de trabajo si realizan en jornadas de trabajo distintas.

Pueden ser previstas, si están en el plan de obra, o imprevistas si son causadas por una incidencia de la misma.

En general las juntas de hormigonado se realizan en la dirección perpendicular a la biela de cortante, para que al entrar en carga la pieza, las fuerzas internas tiendan a cerrarla.

En la unión entre pilares y vigas, la junta es horizontal, para que la carga presione la junta.

Juntas en hormigón armado

Del mismo modo, la junta de hormigonado será inclinada en soleras, vigas y otros elementos horizontales. Entre diferentes bataches, en muros de contención y de sótano, también hay juntas de hormigonado. La continuidad se confía a la rugosidad del borde y al armado del muro. En la imagen, juntas en el muro-entre bataches- y en la losa de cimentación -inclinada-.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

Si ha de hormigonarse contra una pieza ya construida, se debe asegurar la adherencia. Se recomienda picar la cara de contacto, lavar con chorro de agua a presión y aplicar una resina. Así se logra una junta que garantiza la continuidad del hormigón.

En obra civil o construcciones de más envergadura se utilizan piezas de acero galvanizado rugoso si las juntas son rectas, para dar continuidad.

2.- Juntas de construcción

El segundo tipo de juntas en el hormigón armado son las constructivas. Las juntas de construcción limitan piezas ligadas entre sí. En estas juntas sí hay separación entre las partes hormigonadas, pues separan, bien dos partes de una misma pieza, o dos piezas distintas.

Es el caso de las juntas en soleras, unidas mediante pasadores. También son juntas de construcción las juntas para bandas impermeables en los muros de contención. Por último son juntas de construcción las que se realizan entre muros y soleras.

El conjunto de la estructura es solidario, no hay movimiento entre las partes, y si éstas se mueven lo hacen todas juntas y a la vez.

Las juntas de construcción también se suelen hacer coincidir con las juntas de retracción, en los elementos de grandes dimensiones como soleras o muros.

3.- Juntas de retracción y dilatación

Durante toda la vida útil, el hormigón sufre cambios de volumen. El fraguado causa retracción durante toda la vida del hormigón, pero mayor durante el fraguado y en los primeros meses de edad del hormigón. Por otro lado, los cambios de temperatura provocan retracciones y dilataciones constantes. Cuanto mayor sea el cambio de temperatura del aire, mayores son los cambios de volumen, y las tensiones que éstos generan.

Las juntas de retracción y dilatación son las que separan elementos de comportamiento estructural distinto para que no generen tensiones de continuidad. Si se generan estas tensiones internas y el hormigón armado no las puede resistir, se fisura y quiebra. Se puede diseñar la estructura para que el material sea capaz de absorberlas, pero puede resultar muy caro hacerlo, al precisar sobredimensionar y sobrearmar las piezas.

Por lo general, las juntas de dilatación se realizan duplicando la estructura. Una medida orientativa son 40m de longitud máxima de estructura sin juntas de retracción. Muchas veces observamos dos pilares juntos, que definen una junta en un edificio en toda su altura.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

También se realizan apoyando una parte de la estructura sobre otra, permitiendo el deslizamiento entre ambas partes. Estos apoyos pueden ejecutarse a media madera, aunque no es recomendable porque debilitan mucho la pieza en el apoyo. Lo que es más oportuno es realizar apoyos deslizantes entre una parte y otra de la estructura con pasadores.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

En algunas piezas, como soleras o muros, las dimensiones pueden obligar a construir juntas de dilatación dentro de las mismas. Para ello se independizará totalmente una parte de la otra. Si es necesario se obligará a una compatibilidad geométrica dejando conectores deslizantes en las soleras o haciendo juntas en boca de perro en los muros. Estas juntas se habrán de impermeabilizar correctamente y, como se ha comentado antes, coinciden con las juntas de construcción.

Juntas en soleras

Las soleras son un caso particular en cuanto a juntas en el hormigón armado. Al ocupar espacios extensos los cambios de volumen son muy importantes, y la solera debe tener margen de movimiento independientemente del resto de la estructura. Si hay pilares, las juntas de retracción se hacen coincidir con las líneas de pilares. Las juntas deben evitar que el pilar dificulte el movimiento de la solera.

Para guiar la retracción, las juntas se ejecutan solo en la cara superior de la solera. Se realizan cuando el hormigón ha endurecido, por serrado, con una profundidad de entre 1/3 y 1/4 del canto total.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

Y por último, en soleras continuas en exteriores, las juntas pueden ser como máximo cada 8-10m. Así se evitan fisuras por efecto de los cambios térmicos.

Los tipos de juntas en el hormigón armado

La falta de juntas en hormigón también causa daños por la dilatación entre estructura y albañilería, como el caso frecuente de las fisuras en los petos, cuando la dilatación del hormigón del forjado rompe el peto de la cubierta.

Como conclusión, el hormigón es un material aparentemente continuo, pero que por ejecución, construcción y retracción, ha de construirse con juntas.

Deja tus comentarios si te ha resultado útil nuestro artículo.

5 comentarios en “Los tipos de juntas en el hormigón armado

  1. ME Parece interesantes estas PUBLICACIONES refrescan los ESTUDIOS
    Gracias

  2. Muy interesante artículo.
    Al respecto consulto:
    En un sótano se decide realizar con muro de contención en forma de cajón o cuadrado:

    1. ¿Se debe considerar juntas de dilatación o retracción?, si es así, ¿a que distancia se ubicarían?
    2. ¿Se puede realizar el vertido del concreto en dos partes en forma de «L»?. La junta que se forma sería de construcción.
    3.En el caso anterior ¿se puede hacer coincidir la junta de dilatación con la junta de construcción?
    4. ¿Qué tratamiento debe recibir la junta de construcción?

    Gracias, por su atención.

    1. Buenos días, Arturo, respondemos por puntos
      1.- No deben considerarse, ya que la retracción queda compensada por la humedad del terreno.
      2.- Si
      4.- La junta constructiva es conveniente sellarla con alguna solución de tipo water-stop, que impide el paso de agua al expandirse en contacto con la humedad.
      Muchas gracias por su consulta, por el comentario y un saludo cordial.

  3. Buenos dias, soy estudiante de M.M.O, último año, es decir por recibirme…
    Yo quiero consultar mas que nada sobre lo que es junta de dilatación en construcción…
    La incumbencia nuestra son sotano planta baja 4 pisos y dependencia en azotea, mi consulta es especificamente si debo considerar juntas de dilatación, ya que no llego a los 40 metros de altura, y lo que es largo o ancho dudo que alguna vez llegue jaja..
    Y si debo considerar las juntas, si hay alguna formula que lo determine (cómo por ejemplo las que hay a la hora de calcular algun hierro o el mismisimo espesor de el hormigon)
    Y tengo una consulta adicional, que es sobre el dimensionamiento de una platea de hormigón, y sus juntas de dilatacion, la cual contiene en su espesor los caños de losa radiante

    1. En altura no se disponen juntas en la estructura porque la gravedad las hace innecesarias. En horizontal se suelen tomar 40 m como límite convencional porque es una distancia a partir de la cual la retracción del hormigón produce tensiones que provocará fisuras. Si se disponen juntas con más separación entonces habrá que considerar las tensiones que la retracción produzca, lo que aumenta la cuantía de acero considerablemente. No es una fórmula en sí lo que se ha de aplicar, sino considerar las deformaciones de retracción y el módulo de elasticidad del hormigón (con relajación por fluencia) para determinar el esfuerzo normal en tracción de la sección y dimensionar la cuantía de acero a añadir a los esfuerzos pasivos debidos a acciones externas.
      En una losa de hormigón armado rige el mismo criterio antes explicado para las distancias entre juntas y tensiones debidas a retracción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUSCAR AQUÍ

Suscríbete al boletín para estar al día de nuestras novedades.

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano