Estudio para la consolidación de un muro de carga

Estudio para la consolidación de un muro de carga en un edificio histórico.

En este artículo veremos cómo se ha realizado el estudio para la consolidación de un muro de carga en un edificio histórico, dañado por una serie de actuaciones a lo largo de su historia.

Estudio para la consolidación de un muro de carga en un edificio histórico. Tres zonas del muro

El edificio, un convento del siglo XVI, actualmente es de uso público. Muchas reformas se han realizado a lo largo de la vida del mismo, para ampliar, comunicar o transformar espacios. Durante la obra para la adecuación de una sala, se detectan fisuras, desprendimientos y falta de cohesión, como puede verse en este vídeo, y se procede a hacer un estudio en profundidad del muro.

El muro es de fábrica de ladrillo, de 80 cm de espesor y 18 m de longitud. Consta de tres niveles: planta baja, planta primera y una entreplanta técnica. La entreplanta técnica tiene una altura menor respecto a las otras dos y no es visitable.

Estado del muro

En planta baja no hay modificaciones inusuales, aparte del tramo de muro más a la derecha que presenta un refuerzo de hueco hecho a través de dos IPE 120.

En planta primera el muro presenta un aspecto heterogéneo con diferentes capas, varios tipos de fabrica y diversas soluciones constructivas en los cargaderos de los huecos de paso.

Estudio para la consolidación de un muro de carga en un edificio histórico. Tres zonas del muro .

Además, la coexistencia de los huecos de paso actuales y los huecos anteriores, que se cerraron con fabrica de ladrillo hueco doble o con rellenos de yesones, han provocado fisuras y desprendimientos parciales del muro.

Para el estudio de consolidación de un muro de carga lo primero es levantar planos del estado actual. Se levanta un alzado de la totalidad del muro en sus dos plantas.

Alzado de la totalidad del muro

Destacamos los detalles del muro en la planta superior. En la imagen el lado derecho del muro en el levantamiento del alzado.

Estudio para la consolidación de un muro de carga en un edificio histórico.Alzado zona derecha

Se puede ver la composición del mismo, y cómo se ha modificado la disposición de los huecos. En la siguiente imagen, el alzado de el lado izquierdo.

Alzado de la zona derecha del muro de planta primera

Una serie de calas y catas permiten ver detrás de los cierres de huecos, para verificar forma y estado de los cargaderos, e interior de hornacinas.

Cala sobre el cargadero del muro

Planta y secciones transversales del muro completan la información necesaria para comenzar el estudio para la consolidación del muro de carga.

Planta y secciones transversales de muro

Estudio para la consolidación del muro de carga

Sobre el muro, además de una viga de hormigón y la viga transversal en la entreplanta, apoyan dos tramos de forjado por planta. Aunque originalmente eran de madera, fueron sustituidos por forjados de hormigón con bovedilla cerámica.

Cabeza del muro con apoyo de forjado de viguetas de hormigón

Por las modificaciones que ocurrieron a lo largo del tiempo, se observan cuatros tipos de cargaderos y dinteles, ejecutados en diferentes momentos históricos:

  • Dinteles adovelados de ladrillo macizo en hornacinas,
  • Cargaderos de madera,
  • Viguetas de hormigón pretensado,
  • Dinteles ejecutados bajo las viguetas de hormigón con doble rosca de ladrillo sencillo.
Tipo de cargadero

Para hacer el cálculo del refuerzo de muro se consideran la siguiente condiciones:

  • Todos los tramos de muro que no hagan función estructural, se consideran huecos (rellenos de tabiquería)
  • todos los rellenos de mampostería/yeso/ladrillo se consideran hornacinas
  • la parte superior del los cargaderos de hormigón de la puerta en la parte derecha del muro de planta primera, es considerada hueco libre hasta los cargaderos de hormigón superiores.
  • en la esquina derecha del muro, donde aparece una grieta, se considera una hornacina toda la parte superior del cargadero de madera.

Resultados

Se realiza un modelo de cálculo del muro con las consideraciones anteriores.

Las tensiones comprobadas son las tensiones de compresión en el muro, que pueden producir una rotura local del mismno. Igualmente, las normales hay que comprobarlas para saber si hay tracciones en el muro debidas a los arcos de descarga sobre los huecos.

Las tensiones horizontales es necesario revisarlas para saber si la fábrica entra en tracción localmente en los cargaderos, en cuyo caso hay que coserla.

En la imagen podemos ver los resultados para los esfuerzos normales en Y, que son las verticales:

Tensiones normales en Y

Sobre los dinteles, puede apreciarse que el tímpano tiende a desprenderse. Será necesario coserlo en vertical.

Y el resultado del cálculo para los esfuerzos normales en X, que son las horizontales. Las zonas coloreadas en marrón y rojo son zonas que es necesario coser en horizontal. De lo contrario la fábrica se puede fisurar. Se aprecia que es muy extensa la zona traccionada, por lo que se propondrá un refuerzo generalizado del muro.

Tensiones normales en X, horizontales

Las partes que necesitan refuerzo son principalmente los cargaderos de los huecos existentes y la parte derecha del muro en planta baja.

El estudio para la consolidación de un muro de carga es necesario para delimitar los refuerzos y actuar en las zonas en las que la fábrica es insuficiente. En el próximo artículo veremos cómo realizar estos refuerzos.

1 comentario en “Estudio para la consolidación de un muro de carga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUSCAR AQUÍ

e-STRUC, tu App online para calcular estructuras

Desarrollada con dedicación exclusiva por Euteca, la consultora de estructuras líder del mercado hispano